La moda minimalista

El tiempo del rococó termino hace mucho tiempo, o por lo menos eso es lo que yo creo. Para los que no saben que es el rococó, yo lo defino como una época de la humanidad donde la extravagancia era la tendencia y todo parecía estar muy sobrecargado.

No porque se usaran excesos de elementos podríamos decir que era de mal gusto o que se viera mal, pero es algo que ya no se ve en la actualidad; las tendencias han cambiado. Tanto han cambiado que nos hemos ido al otro extremo, a lo minimalista, y de eso te quiero hablar.

Lo minimalista se trata de llevar el díselo a su mínima expresión, es decir, con el uso de la mínima cantidad de objetos, y con colores muy básicos que dan la señalación de grandeza y espacio.

Por lo general, los espacios minimalistas dan esa sensación de grandeza, de que sobra el espacio, y eso se debe a la optimización de los elementos que componen el diseño. Personalmente soy fanático del minimalismo porque el resultado suele ser mucho más limpio y entero, es algo que gusta mucho.

Ahora bien, el minimalismo no se trata de carencia de elementos decorativos, sino de maximizar la funcionalidad. Por ejemplo, no se trata de que una habitación vaya a tener solo la cama, sino más bien que los elementos que están allí sean los justos y los necesarios.

error: Content is protected !!