Principios básicos de todo diseñador de interiores

El diseñador de interiores es un profesional que sabe cómo colocar cada objeto, cada detalle y cuáles combinaciones debe aplicar, para destacar la belleza de un espacio, las áreas pequeñas hacerlas lucir más amplias e iluminadas, entre otras mejoras.

Pero, si deseas intentar transformar las áreas de tu casa como lo haría un diseñador profesional, entonces debes conocer algunos de los principios básicos que aplican en cada proyecto.

Definir el objetivo de la habitación

Para decorar una habitación, lo primero es tener definido cuál será el uso de esa habitación, para poder hacer todos los cambios necesarios de acuerdo a este objetivo.

Debes considerar la costumbre familiar, el estilo de vida, las actividades que acostumbran realizar. Por ejemplo, si consiste en un dormitorio, debes saber si es el cuarto principal, cuántas personas van a descansar en ese espacio.

También es importante conocer género y edades, recuerda que los gustos y las necesidades son muy diferentes para niños de 5 años, que para niños de 16.

También recuerda seguir las normas de seguridad, por ejemplo si es la sala de la casa, consulta con el cerrajero acerca de las mejores cerraduras para la puerta principal del hogar, así como cualquier otro accesorio que favorezca la seguridad del hogar.

Tipo de ambiente que quieres crear

Luego, es momento de definir qué tipo de ambiente quieres crear, si quieres una habitación llena de energía en la que puedas sentirte bien y relajarte, o si será un sitio destinado a pasatiempos para que los pequeños de la casa descarguen toda su energía.

Esto ayudará a elegir los colores para las paredes, que tipo de material utilizar en cada espacio y las texturas quieres destacar.

Buscar la armonía

Hay algo muy importante que es la simetría y el equilibrio hacen una buena decoración de interiores, si en la habitación que vas a preparar no existen éstos, entonces tienes que crearlos.

Realiza todas las modificaciones necesarias para alcanzar este aspecto, por ejemplo construir una ventana, colocar un cuadro, son detalles que te pueden ayudar a crear un interior simétrico.

Color y textura, un dúo fenomenal

El color y la textura es un dúo que no puede ser separado para obtener un excelente resultado, porque en éste conjunto uno influye en el otro.

Considera observaciones de los expertos, por ejemplo los colores cálidos crean la sensación de que la habitación es calurosa, entonces son recomendables para ambientes fríos.

Otro ejemplo, los colores vivos están indicados para sitios donde realmente permanezcas poco tiempo, porque son estimulantes, es por ello que no se deben utilizar para los dormitorios. Para estos últimos, son recomendables colores claros y suaves.

Cuidar la iluminación

La parte más sensual del diseño de interiores es la iluminación, porque es la que refleja tu ánimo, y le va a dar vida a la habitación.

La iluminación es la que indica como están las emociones, y la luz artificial ayuda a crear un ambiente muy agradable, que es el objetivo, para ello necesitas que los objetos que se coloquen alrededor ayuden a crear buenas energías.

Incluir detalles que te gusten

Pero lo más importante de todo, es que no olvides los pequeños detalles, ellos son los que aportan ese toque cálido al espacio, por ejemplo colocar unos cojines de diferentes colores que le den alegría y comodidad.

Colocar ese sillón en el que te gusta descansar porque es muy cómodo, ubicar la lámpara que te gusta tanto en algún espacio de la habitación. Todo para hacer el lugar más acogedor.

error: Content is protected !!